¿Cómo ser un buen peregrino del Camino de Santiago?

Por años los peregrinos del camino de Santiago han transitado la ruta Jacobea,y para que siga siendo así, el peregrino tiene la obligación de que el hacer que el mismo sea sostenible en el tiempo, para que más personas puedan transitarlo.

Al ser personas conscientes en la ruta, permitiremos que otros peregrinos  puedan   hacerlo también,  para ello sólo debemos realizar pequeñas acciones y cumplir algunas reglas para hacer el Camino de Santiago una experiencia inolvidable.

Recuerda que cada año son más de 300.000 peregrinos quienes transitan por las distintas rutas que este camino ofrece, por eso nuestro paso no debe dejar huellas, o por lo menos que están sean mínimas.

¿Cómo Proteger Camino de Santiago?

Para proteger esa identidad milenaria debemos hacer lo siguiente a nuestro paso como peregrinos del camino de Santiago:

Mantener la limpieza del Camino de Santiago

Es fundamental que entendamos que el paso nuestro por la ruta jacobea no debe quedar marcado, así que: no dañes los caminos, ni dejes basura a tu paso; respetemos el camino para que otros puedan tener esa maravillosa experiencia también. Sobre todo: cuidemos el ambiente.

Hacer el camino de la mejor forma

Realiza el camino a pie, en bicicleta o a caballo, pero procura no hacerlo en vehículo que emitan dióxido de carbono que contamina el ambiente, menos si tiene un bote de aceite. Entre menos se note tu paso por las rutas ¡mejor peregrino serás!

Estar dispuesto a ayudar y a recibir ayuda

Siempre debemos ser capaces de dar la mano al que camina junto a nosotros, pero también de recibir ayuda de quien cuenta con más experiencia, mostrar respeto por todos y cada uno es fundamental en un peregrino.

Comportarse como un peregrino

Debes ser educado, mostrar civismo en tu actuar, respeto por los demás caminantes, y ser muy paciente. Recuerda que es un camino que para muchos representa una ruta espiritual: así que respeta la diversidad de culturas que lo transitan.

Mantenerse en las rutas para hacer el camino de Santiago

Hay más de 10 rutas conocidas, puedes escoger la mejor para ti, e incluso hacer solo una parte, y tiempo después retomarla hasta completar toda la ruta y llegar a Compostela.

Valorar el papel de los albergues y sus hospitaleros voluntarios

Debes conocer cómo los albergues apoyan al peregrino a lo largo de la ruta: dando alimento, cobijo, información y orientación.

Estas personas están totalmente entregadas al camino de Santiago, por eso debes colaborar para que otros peregrinos puedan disfrutar también de esa hospitalidad, sé generoso en el donativo a quienes te dan cobijo. Y recomiéndalos.

Como verás, proteger este hermoso camino no necesita de grandes acciones, sino de pequeñas y conscientes, así que no olvides practicarlas lo más posible durante tu recorrido para que seas de los mejores peregrinos del camino de Santiago, y vuelvas cada vez que quieras.