iPhone XS o Samsung Galaxy Note 9 ¿Cual elegir?

La guerra entre los teléfonos inteligentes más laureados del planeta en estos momentos está servida. El iPhone XS vs Galaxy Note 9 ,  una batalla que seguirá dando que hablar a lo largo del año.

Se trata de teléfonos muy diferentes en varios aspectos, el iPhone XS con su diseño minimalista y el Galaxy Note 9 con su lápiz óptico. Dos smartphones muy poderosos, pero algo caros para el usuario de a pie. ¿Quieres conocer las diferencias más relevantes?

 

Diferencias entre el iPhone XS vs Galaxy Note 9

 

Diseño

El diseño del iPhone XS es muy parecido al teléfono del año pasado. Cuenta con una pantalla enorme, sin embargo, tiene el tamaño perfecto para que puedas utilizarlo cómodamente con sola mano.

El Galaxy Note 9 es muy similar al Note 8. Viene equipado con una interesante pantalla infinita de 6.4″ QHD+, procesador Exynos 9810 Octacore 2.7GHz + 1.7GHz

En el aspecto de la pantalla el Samsung Galaxy Note 9 tiene  una ligera ventaja. Una pantalla realmente grande Quad HD con una magnifica resolución de 6.4 pulgadas.

La pantalla de 5.8 pulgadas del iPhone XS tiene una resolución un poco más baja a 1125p, a pesar de ello es una gran pantalla que no te va a dejar indiferente.

 

Cámara

Ambos teléfonos tienen una cámara bastante avanzada y cuenta con un montón de opciones, El iPhone XS tiene dos cámaras de 12 megapíxeles, una con gran angular y la otra con teleobjetivo

El Galaxy Note 9 cuenta también con cámaras de 12MP, considerada la mejor cámara del 2018  por encima incluso del smartphone Huawei P20, las capturas automáticas del Galaxy Note 9 son realmente increíbles.

El iPhone XS  cuenta con la tecnología TrueDepth para que la seguridad de tu dispositivo no sea un problema con Face ID. El Samsung Galxy Note 9 también dispone de seguridad facial, aunque debemos mencionar que es una opción menos segura ya que esta tecnología no cuenta con la cartografía facial 3D

 

Procesador

El chip Exynos 9810 de Samsung es realmente potente y ofrece un gran resultado a sus dispositivos, pero los chips de Apple son más rápidos y eficaces.

Ambos dispositivos pueden manejar sobradamente sus necesidades, sin embargo, el iPhone XS cuenta con algo más de potencia que te vendrá muy bien para correr toda clase de juegos y apps que puedan consumir muchos recursos.